Mapa Gastronómico

Vino de Rioja Alavesa

Bebidas — Rioja Alavesa

1.- Denominación:

Vino de Rioja Alavesa (D.O.Ca.).

2.- Antigüedad, tradición, saber hacer:

La actividad vitivinícola en la Rioja Alavesa tiene siglos de historia. Tras su introducción por parte de los romanos y su posterior abandono durante varios siglos, la viticultura adquirió una mayor relevancia en la Alta Edad Media y se convirtió en la principal actividad económica de la comarca durante los siglos XIX y XX. El sector vitivinícola de Rioja Alavesa ha experimentado unos cambios espectaculares a lo largo de las últimas décadas, que han afectado tanto al panorama agrario de la comarca como al sector de elaboración y comercialización del vino.

3.- Reconocimientos:

La Rioja Alavesa es una de las tres subzonas integradas en la Denominación de Origen Calificada Rioja. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada controla y certifica la totalidad del proceso de producción de la uva y elaboración del vino: variedades autorizadas, producción por parcela, parámetros físico-químicos y organolépticos del vino, periodos y métodos de crianza, etc., y otorga a los vinos que cumplen su exigente Reglamento una precinta numerada de la D.O.Ca. Además los vinos de la subzona de Rioja Alavesa se reconocen con la indicación “Rioja Alavesa” impresa en las etiquetas y/o cápsulas.

Actualmente el vino de Rioja Alavesa es considerado uno de los mejores del mundo, obtiene numerosas distinciones en todos los certámenes en los que participa y sus marcas están presentes en las cartas de los mejores restaurantes internacionales. Las añadas excelentes han contribuido a elevar el prestigio y la demanda de estos vinos.

4.- Características:

Las variedades de uva en Rioja Alavesa es uno de los factores que determina la gran calidad de los vinos. De las cuatro variedades tintas aceptadas para la elaboración de vino amparado bajo la denominación DOCa Rioja (Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano) la variedad Tempranillo es la predominante, suponiendo el 96,60% de las 11.915,82 ha cultivadas con dichas variedades. Tempranillo y Graciano se consideran las variedades tintas autóctonas de Rioja. Se cultivan otras variedades en menor mediada como la viura, la garnacha blanca y la malvasía

Los vinos amparados por esta Denominación, tanto los tintos como los blancos y los rosados, pueden ser de varios tipos (sin crianza, “crianza”, “reserva” y “gran reserva”), tal y como se describe en el Reglamento del Consejo Regulador. El vino tinto joven (frecuentemente denominado también “vino de año” o “vino de cosechero”) es el más tradicional y representativo de Rioja Alavesa, suponiendo en torno al 30% del volumen total.

El vino elaborado en la comarca de Rioja Alavesa se caracteriza por su alta calidad. Como características generales tiene un color brillante y vivo, un fino aroma, un sabor afrutado y un paladar agradable. Su graduación media oscila entre los 11 y 13 grados.

El Tinto es el producto más característico de Rioja Alavesa. Se siguen utilizando dos métodos de producción, el que elabora la vendimia estrujada y despalillada y el tradicional con la vendimia entera, por el método de maceración carbónica, para elaborar vinos jóvenes o de año. Además en Rioja Alavesa se elaboran grandes vinos de Crianza, Reserva y Gran Reserva, Vinos Blancos y Vinos Rosados.

5.- Ámbito de producción:

La comarca de Rioja Alavesa es una estrecha franja de apenas tres centenares de kilómetros cuadrados, situada al sur de Álava, entre la Sierra de Cantabria y el río Ebro, que agrupa a 15 municipios, con una extensión de viñedos superior a las 10.000 ha. Su suelo se distingue por su componente calcáreo y arcilloso, ideal para la vid, que baja desde los 1.200 m de la Sierra de Cantabria a los 400 m del río Ebro.

El clima de la zona, con una temperatura media anual entre 12-13º C, y un índice de lluvias que gira alrededor de los 500 l/m2, es privilegiado para el cultivo. También influye en la calidad del vino los rasgos topográficos de la zona. La Sierra de Cantabria protege a la Rioja Alavesa de los fríos y húmedos vientos cantábricos y la orientación sur de los viñedos permite que las cepas aprovechen mejor el calor que les llega.

6.- Producción actual:

El accidentado relieve de la zona ha dificultado el establecimiento de extensos viñedos Este hecho ha posibilitado que la propiedad de los terrenos dedicados al viñedo no esté muy concentrada y que pervivan gran cantidad de bodegas familiares, de pequeño y mediano tamaño y sus prácticas tradicionales. Se calcula que más del 80% de las 275 bodegas registradas son de este tipo. Al margen de la implementación de mejoras técnicas en las prácticas vitícolas y enológicas, numerosas bodegas continúan produciendo sus vinos de forma tradicional.

Otros productos